Exportaciones de café desde Brasil a EE.UU., que normalmente tardan un mes, ahora demoran hasta 100 días