El transporte marítimo mundial se ve presionado para reducir la contaminación tras la COP26