Conesa: “El proyecto BCN ZERO CARBON permitirá en unos años que el Port de Barcelona sea neutro en emisiones GEI para el tráfico de mercancías”

Mercè Conesa

Entrevista a Mercè Conesa, presidenta de Port de Barcelona

El Plan Estratégico del Port de Barcelona para el período 2015-2020 definía que uno de los tres ejes fundamentales sobre los que se debía trabajar era la sostenibilidad. Se diseñó el Plan de Mejora de la Calidad del Aire que determinaba realizar una cincuentena de actuaciones relacionadas con la promoción del gas natural y las energías limpias, las bonificaciones a los buques más limpios o el impulso del ferrocarril, entre otras.

¿Cuáles han sido los principales resultados y objetivos conseguidos de los que se fijaron en el Plan de Mejora de la Calidad del Aire?

El Port de Barcelona aplica el ‘Plan de Mejora de la Calidad del Aire’ de su entorno desde el año 2016. Este plan incluye 53 acciones específicas dirigidas a reducir las emisiones de gases contaminantes y partículas en suspensión. Nuestra previsión es que durante el año 2020 la mayoría de dichas acciones estén en pleno desarrollo.

Desde que empezamos a realizar el seguimiento de los niveles de emisión de los principales gases contaminantes, la calidad del aire del entorno portuario ha mejorado sensiblemente. Como ejemplo, los niveles de dióxido de azufre (SO2) son muy bajos y los valores de partículas en suspensión de diámetro inferior a 10μm (PM10) se pueden considerar bajos en general, situándose por debajo, en ambos casos, de los niveles de referencia a nivel europeo. En cuanto a los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2), tampoco superan el nivel de referencia de media anual.

Ello no obstante, para reducir los niveles actuales hemos impulsado el Plan de electrificación de muelles para reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno un 51% y de partículas en suspensión un 25% en el año 2030.

Desde 2014, el Port de Barcelona ha participado activamente en proyectos internacionales de sostenibilidad, como el CLEANPORT o el CORE NLGas hive. ¿Qué continuidad se dará a estas pruebas piloto relacionadas con el uso del GNL para buques y maquinaria de terminal portuaria, entre otros? ¿Tanto el Port como las empresas de la Comunidad Portuaria continuarán desarrollando estos y otros proyectos?

El Port de Barcelona participa en diversos proyectos europeos cuyo fin es promover el gas natural como combustible de movilidad. En estos proyectos, en algunos casos participamos como líderes o coordinadores y en otros, como socios. Todos estos proyectos se iniciaron entre los años 2015 y 2016 y en la actualidad están en fase de desarrollo.

Nuestra apuesta por el gas natural es clara y así lo demuestra, por ejemplo, el hecho de ser el único puerto del Mediterráneo en el que se abastece de combustible el AidaNova, el primer crucero del mundo en ser propulsado con GNL. Y próximamente llegará el segundo, el Costa Smeralda.

En cuanto al transporte terrestre, el año pasado se inauguró en el recinto portuario una gasinera (estación de suministro de GNL y de gas natural comprimido) para camiones y vehículos ligeros.

Vamos a seguir avanzando en los proyectos ya en marcha e iniciaremos otros, implementando las soluciones que sean útiles para las operaciones que se desarrollan en el Port.

En los últimos años, el Port de Barcelona ha desarrollado el Plan de Sostenibilidad Sectorial. ¿Cuáles fueron los principales motivos que llevaron al Port a implicarse con su Comunidad Portuaria en el desarrollo sostenible? ¿Cómo valora la evolución de la implicación de las empresas de la Comunidad Portuaria en este Plan?

El Port de Barcelona está al lado de las empresas y operadores que forman la Comunidad Portuaria. Son ellos quienes hacen posible el funcionamiento del enclave como puerta eficiente de entrada y salida de mercancías lo que, en definitiva, contribuye a la mayor competitividad del tejido empresarial. Por ello, nuestras políticas de sostenibilidad tienen siempre presente a la Comunidad Portuaria y sus necesidades.

Desde 2016, el Port de Barcelona tiene en marcha un Plan de Sostenibilidad a nivel de toda la Comunidad Portuaria al que las empresas voluntariamente se adhieren para reportar cómo actúan y responden a las expectativas de los diferentes grupos de interés en materia de sostenibilidad económica, social y ambiental. Es una herramienta muy importante para dar respuesta al desarrollo sostenible de manera colectiva, yendo más allá de las respuestas individuales de cada una de las organizaciones que forman la Comunidad Portuaria. El Plan de Sostenibilidad Sectorial del Port de Barcelona está integrado actualmente por más de 60 empresas y entidades de la Comunidad Portuaria que aglutinan más de 4.500 trabajadores.

Asimismo, el Port ofrece bonificaciones ambientales a las empresas concesionarias que se dotan de un sistema de gestión medioambiental, aplican buenas prácticas ambientales e invierten en mejoras para reducir el impacto de sus operaciones en el medioambiente.

Hablando desde una perspectiva de cadena logística, en el año 2014 pusimos en marcha, junto con terminales y operadores de servicios, el proyecto BCN ZERO CARBON para inventariar las emisiones GEI de las actividades estrechamente relacionadas con el paso de las mercancías por el enclave, reducir al máximo sus emisiones y compensar aquellas que no puedan ser minimizadas. El proyecto permitirá afirmar en unos años que el Port de Barcelona es neutro en emisiones GEI para el tráfico de mercancías en su área de acción.

¿Qué implica para el Port de Barcelona ser promotor del World Ports Sustainability Program, iniciativa de la International Association of Ports and Harbors (IAPH)?

El World Ports Sustainability Program (WPSP), puesto en marcha en 2018, busca fomentar la sostenibilidad en los puertos y en el conjunto de las cadenas logísticas. El WPSP reúne, coordina e impulsa las diferentes iniciativas en sostenibilidad que se están desarrollando en puertos de todo el mundo, ayudándoles a dar respuesta a las necesidades de las comunidades a las que da servicio y, al mismo tiempo, a los grandes desafíos globales, como son el cambio climático, la movilidad, la digitalización, la migración y la integración social.

Además de la Asociación Internacional de Puertos, IAPH, forman parte de esta iniciativa las principales organizaciones internacionales portuarias y de transporte: la Asociación Europea de Puertos (European Sea Ports Organisation – ESPO), la Asociación de Autoridades Portuarias Americanas (American Association of Port Authorities – AAPA), la Asociación Internacional de Ciudades y Puertos (Association Internationale Villes et Ports – AIVP), la Asociación Mundial de Infraestructuras de Transporte por Agua (World Association for Waterborne Transporte Infrastructure – PIANC), la Asociación Internacional de Coordinación de Manipulación de Carga (International Cargo Handling Coordination Association – ICHCA) y la Asociación Internacional de Compañías de Dragado (International Association of Dredging Companies – IADC).

Es, por tanto, una iniciativa con una amplia representación a nivel internacional y un gran potencial en la que los diferentes actores del negocio marítimo cooperamos para contribuir a los ODS.

El Port de Barcelona, ​​que ha sido históricamente promotor de temas de sostenibilidad, participa en el WPSP con tres proyectos propios: el Estudio de Impacto de la Actividad Crucerística en Barcelona, ​​que demuestra cómo el sector de los cruceros beneficia, directa e indirectamente, al crecimiento de la economía, especialmente en la ciudad de Barcelona; el Plan de Mejora de la Calidad del Aire y el Port Links, herramienta web para construir y comparar online cadenas de transporte para mover contenedores entre cualquier puerto del mundo y una localización europea a través de Barcelona, incluyendo un modelo de cálculo de emisiones.

El Port también ha firmado el World Ports Climate Action Program, un programa que trabaja a favor del Programa de Sostenibilidad Portuaria Mundial. ¿Qué acciones especificas se pretenden desarrollar en el marco de este programa?

En 2018, el Port de Barcelona se adhirió a esta iniciativa promovida por los principales puertos del mundo y que tiene como objetivo fijar las bases para acelerar la descarbonización de la actividad portuaria y del transporte marítimo, cumpliendo con el compromiso de la OMI (Organización Marítima Internacional) sobre la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% en 2050, con respecto al año 2008.

La iniciativa, en la que participan los puertos de Vancouver, Los Ángeles, Long Beach, Nueva York, Hamburgo, Amberes, Rotterdam, Goteburgo y Busan, se organiza en cinco grupos de trabajo. El Port de Barcelona lidera el grupo de trabajo Power to Ship para fomentar la electrificación de muelles en los puertos de todo el mundo. Además, participa en otro de los grupos de trabajo del WPCAP enfocado a fomentar el desarrollo de combustibles de cero o bajo contenido en carbono.

¿Cómo valora la iniciativa en la que puertos tan diferentes como los de Hamburgo, Amberes, Los Ángeles, Long Beach, Vancouver, Rotterdam y Barcelona están dispuestos a trabajar de manera conjunta para hacer frente al calentamiento global?

El calentamiento global nos concierne a todos. A los puertos a nivel internacional pero también a toda la sociedad en su conjunto. El hecho de ser una problemática global nos obliga a que las soluciones también lo sean. A lo largo de su historia, el Port de Barcelona se ha caracterizado por su carácter innovador y por ejercer un liderazgo en muchos aspectos. Y creemos que es nuestra responsabilidad ponernos también al frente de este importante reto.

En la última reunión del Consejo Rector del Port de Barcelona, celebrado en el mes de julio, se presentaron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que el Port está dispuesto a aplicar. ¿Cuáles son los ODS con los que se ha comprometido el Port de Barcelona?

El Port de Barcelona desarrolla acciones enmarcadas en los ODS de la Agenda 2030 de Naciones Unidas desde sus diferentes áreas de influencia y actividad. En mayo del año pasado, el Port presentó su carta de compromiso con los Diez Principios del Pacto Mundial en materia de derechos humanos, laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción y está comprometido a promoverlos y desarrollarlos en todo su ámbito de actividad.

El apoyo al Pacto Mundial se inserta en una de nuestras líneas estratégicas, que es impulsar el crecimiento sostenible del Port desde la triple perspectiva económica, social y medioambiental.

Por otro lado, los ODS que quedan reflejados en nuestra Declaración Ambiental son los relativos a aguas limpias y saneamiento; energía asequible y no contaminante; industria, innovación e infraestructura; ciudades y comunidades sostenibles; producción y consumo responsables; acción por el clima y vida de ecosistemas terrestres.

Respecto a la innovación, ¿qué actividades y acciones destacaría de las que últimamente ha puesto en marcha y desarrollado el Port de Barcelona?

En el ámbito de la innovación y la transformación digital, estamos trabajando en los seis ámbitos que conforman un smart port: la logística, la movilidad, el medio ambiente, la economía, las personas y la gobernanza. La idea es estimular la innovación y la transformación digital, con la mirada puesta en cómo será el puerto dentro de dos décadas.

Se trata de iniciativas impulsadas tanto por el Port de Barcelona como por operadores o empresas privadas. O conjuntamente, mediante fórmulas de colaboración público-privada). En cualquier caso, se trata de iniciativas que, como puerto, tenemos el máximo interés en estimular y promover. Ya hemos hecho realidad diversas iniciativas con el fin de fomentar la innovación en el entorno portuario, como por ejemplo Port Innova–Barcelona Port Hackaton, Pier01, PierNext, nuestra participación en ChainPort, que es una red internacional de puertos inteligentes, o en el SmartCatalonia Challenge.

A mediados de noviembre se celebra en Barcelona el ’Smart City Expo World Congress y, dentro de este certamen, tendrá lugar la primera edición del Smart Ports-Piers of the Future. ¿Nos puede dar algunos datos de los proyectos de innovación y transformación digital que presentará el Port de Barcelona?

El Port de Barcelona presentará en este evento cuatro proyectos que tienen en común el objetivo de hacer más sostenibles todas nuestras actividades, tanto a nivel medioambiental como económico y social. Uno de los proyectos que presentaremos es el “Power to Ship”, que permitirá electrificar los muelles del Port. Este proyecto supone una inversión de más de 60 millones de euros y nos permitirá reducir un 51% las emisiones de óxidos de nitrógeno y un 25% las de partículas en suspensión en el año 2030, además de dotarnos con una red eléctrica inteligente, capaz de optimizar la generación de energía y su consumo.

Los otros tres proyectos que presentaremos son el Container Tracking Aplication (CTA), que permite conocer en todo momento dónde se encuentra un contenedor que pasa por el Port utilizando únicamente su número y la escala del barco; las Virtual Gates, aplicación con la que conocemos todo lo que sucede en los accesos de las terminales de contenedores y que nos permite hacer previsiones precisas a 24-48 horas, haciendo más eficiente toda la cadena logística; y el Smart Maritime Traffic Management, solución desarrollada por el departamento de operaciones marítimas para optimizar el tráfico en el lado mar, ​​mejorando la seguridad y la sostenibilidad gracias a una cuidada información de los barcos, de su situación y de las actuaciones de los diferentes servicios portuarios.

El Port de Barcelona trabaja ya en su nuevo Plan Estratégico, en el que la innovación y la sostenibilidad son los principales protagonistas. ¿Qué nos puede avanzar de este nuevo Plan Estratégico?

Efectivamente, hemos empezado ya a trabajar en la elaboración de nuestro cuarto Plan Estratégico, que abarcará el período desde 2021 hasta 2025. En estos momentos se está haciendo una labor de consulta y recogida de opiniones entre la Comunidad Portuaria, mediante grupos de trabajo específicos para definir las líneas maestras de este plan, así como su contenido.

Lo que sí tenemos claro es que el compromiso del Port de Barcelona con la innovación y la sostenibilidad es total y así se recogerá en este cuarto plan, teniendo presente que el objetivo del Puerto de Barcelona es crear valor: económico, social y ambiental.